Amanece en la zona de Santa Ana, Coruche. FOTO: manurillo.

Una jornada más con la misma cuadrilla. Hoy hago un especial seguimiento a las mujeres arrecogedoras, muy integradas en la cuadrilla. Tengo que volver a Sevilla. Tenemos que volver a Coruche, la visita ha sido demasiado corta para tanta información; una vez más las previsiones son superadas y nos encontramos con otra joya que documentar. La Capital Mundial de la Cortiça también ha sido de la hospitalidad y desde estas líneas quisieramos agradecerselo a Dionísio Mendes, a Susana y Mara y por supuesto a Americo, Tiago, Joaquim, Ferro, María, Joaquim Barroso, Jacinto, Fernando, Jose Mota, Albino, Dagoberto, Julios, Nuno, Americo, Godhino, Agustin…Muito obrigado, até o próximo ano…

Anuncios

Cuadrilla corchera en la zona de Santa Ana, Coruche. FOTO:manutrillo.

No era broma aquello de: Coruche, Capital Mundial da Cortiça, la gestión de estos montes está enfocada  por y para la explotación del corcho, aquello que nos hablaba Massaneda en Catalunya: ” es como un frutal…” en Portugal toma su mayor significado. Una cuadrilla de dieciseis hachas, maestros todos, terreno llano, escalera en mano (aqui no existe la jurda), van descorchando (tirando en Portugal) a jornal, sin prisa pero sin pausa. Enormes panas de corcha, algunas de más de dos metros, caen con suavidad de los alcornoques. La hora del almuerzo un espectáculo como no he visto en otra parte, mesas y sillas de camping, hornillos para calentar un cocido… la gastronomía portuguesa todo un descubrimiento. Un elemento ha sido común en todos sitios: las aceitunas. Una jornada para recordar. Gracias a todos.

Vista desde la habitación del Old Evora Hotel. FOTO: manutrillo.

Un pequeño paseo y dos cervezas, lo suficiente para estirar el cuerpo después de las horas de carro. Mañana Coruche: Capital mundial da Cortiça… espero dormir algo.

Arrieros de Alcalá de los Gazules tras finalizar la jornada en el jato. FOTO: manutrillo.

Hoy tocaba jornada en los Montes Público de Alcalá de los Gazules. La calóh del magreb de hace una semana ha llegado hasta aqui. La arriería es una de las singularidades del descorche en el P.N. de los Alcornocales. La jornada fue dura y los mulos estaban empapados en sudor cuando los desvistieron en el jato.

Cuadrilla corchera en la zona de Zrarda en Tazekka National Park. FOTO:manutrillo.

Han sido cuatro intensos días compartidos con dos cuadrillas distintas. El Parque Nacional de Tazekka es un inmenso alcornocal, que como bien nos decía Driss en Bouhachem: Quivirrrrr, refiriendose a los alcorcnoques de dimensiones mucho mayores que los que rodabamos alli. Este parque ha sido todo un descubrimiento y sus gentes una confirmación de lo que ya nos olíamos: en Marruecos los autenticos corcheros son de la zona de Taza. Volveremos…

Próxima parada Portugal.

Proyección del docu en un campamento corchero. FOTO: manutrillo.

Llegar a un campamento en Zrarda dentro del Parque Nacional de Tazzeka y encontrarte a corcheros , los cuales había conocido hace dos años en Jbel Bouhachem fue una autentica paranoia, tanto para ellos como para mí. El reencuentro fue maravilloso más cuando pude enseñarles el producto de aquellas jornadas compartidas en los montes de Bouhachem.

Arrecogedores durante un descanso en el P.N. de Tazekka. FOTO: manutrillo.

Dicen en Andalucía que el trabajo de arrecogedor es el más duro de los trabajos del corcho. En este caso, en el Parque Nacional de Tazzeka, podríamos sumar la falta de carriles, de mulos y los 47 º a la sombra.

Hijos, sobrinos, vecinos en casa de Driss durante la proyección del documental. FOTO: manutrillo.

Driss es uno de los protagonistas de nuestro próximo documental, no lo veíamos desde el encuentro que hicimos en Chefchaouen entre corcheros andaluces y marroquies. Su hospitalidad y generosidad hizo fácil el obstáculo del idioma. Todos los niños de la comunidad se agolpaban a curiosear, acababa de llegar y la batería del portátil estaba asegurada, que mejor momento para ponerles el docu.

Nos acaban de escribir desde Alcances, dándonos la grata noticia que el documental  también ha sido seleccionado para el Premio RTVA al mejor documental andaluz.

Eloi Madriá enseñando a Mohamed. FOTO: manutrillo.

Nuestro último día en Catalunya ue nuevamente en la cuadrilla de Eloi en una finca de las Gavarres. Un día muy completo en el que pudimos disfrutar de la enseñanza en una cuadrilla a jornal. Eloi enseñaba a Mohamed con mimo, cariño y esmero el arte de pelar los alcornoques siempre poniendo la máxima atención en el árbol.

Catalunya nos ha sobrepasado. Nos vamos con la seguridad de volver.

Gracias.

Próxima parada: Marruecos.