Cuadrilla corchera en la zona de Zrarda en Tazekka National Park. FOTO:manutrillo.

Han sido cuatro intensos días compartidos con dos cuadrillas distintas. El Parque Nacional de Tazekka es un inmenso alcornocal, que como bien nos decía Driss en Bouhachem: Quivirrrrr, refiriendose a los alcorcnoques de dimensiones mucho mayores que los que rodabamos alli. Este parque ha sido todo un descubrimiento y sus gentes una confirmación de lo que ya nos olíamos: en Marruecos los autenticos corcheros son de la zona de Taza. Volveremos…

Próxima parada Portugal.

Anuncios

Proyección del docu en un campamento corchero. FOTO: manutrillo.

Llegar a un campamento en Zrarda dentro del Parque Nacional de Tazzeka y encontrarte a corcheros , los cuales había conocido hace dos años en Jbel Bouhachem fue una autentica paranoia, tanto para ellos como para mí. El reencuentro fue maravilloso más cuando pude enseñarles el producto de aquellas jornadas compartidas en los montes de Bouhachem.

Arrecogedores durante un descanso en el P.N. de Tazekka. FOTO: manutrillo.

Dicen en Andalucía que el trabajo de arrecogedor es el más duro de los trabajos del corcho. En este caso, en el Parque Nacional de Tazzeka, podríamos sumar la falta de carriles, de mulos y los 47 º a la sombra.

Hijos, sobrinos, vecinos en casa de Driss durante la proyección del documental. FOTO: manutrillo.

Driss es uno de los protagonistas de nuestro próximo documental, no lo veíamos desde el encuentro que hicimos en Chefchaouen entre corcheros andaluces y marroquies. Su hospitalidad y generosidad hizo fácil el obstáculo del idioma. Todos los niños de la comunidad se agolpaban a curiosear, acababa de llegar y la batería del portátil estaba asegurada, que mejor momento para ponerles el docu.